Quicktext hotel chatbot

Marbella: La joya del la Costa del Sol por méritos propios

LA CALIDAD
de vida

Su nombre traspasa fronteras. E incluso los turistas ingleses han hecho suyo el término Marbs para nombrar a la ciudad más famosa de la Costa del Sol: Marbella.

Elegida recientemente como el municipio más exclusivo de la Costa del Sol, la ciudad está acostumbrada a brillar. Su clima, alejado de valores extremos y con una temperatura media de 19 grados al año es uno de los principales atractivos. 

La ciudad es además un ejemplo de multiculturalidad. Casi un 25% de su población es de origen extranjero, lo que se refleja en ambiente cosmopolita que se nota en cada uno de los rincones de la ciudad.

Harbour entrance, Puerto Banus, Spain.

Lo más curioso de Marbella es que combina a la perfección zonas que recogen lo más representativo de la cultura andaluza, sus tradiciones, las estrechas callejuelas del casco antiguo, sus bares de antaño con otra faceta cuya área más representativa es la Milla de Oro y Puerto Banús, que alberga lujosos yates, exclusivas boutiques y restaurantes internacionales.

El municipio cuenta así mismo incontables urbanizaciones con villas o casas de alto standing, clubes de playa de ensueño y discotecas donde pinchan los más prestigiosos Djs.

En Marbella disfrutan tanto quienes toman algo frente la playa del Faro (un clásico para los locales) como quienes reservan mesa en restaurantes de cinco tenedores, un estrella Michelín o reservan un palco en el famoso festival Starlite, que se ha convertido ya en un referente de la escena musical internacional.

Aerial top view of luxury yachts in Puerto Banus marina, Marbella, Spain. 04.05.2021

Una ciudad donde conviven y se mezclan aquellos que han nacido en ella, a los que les gusta llamarse marbelleros, aquellos que llevan décadas viviendo en la ciudad, marbellíes y aquellos que simplemente han adoptado el municipio como su segunda residencia.

Los marbelleros le dirán que su ciudad es la del pequeño puerto pesquero, la Romería de San Bernabé o la de la Semana Santa. Y no les falta razón. 

Pero se trata de una visión que se ha quedado incompleta. Y quizás por eso este antiguo pueblecito de pescadores fascina hoy a todos. Por que en él puede encontrar todo lo que busca, sea como sea.

Si se decanta por la cara más tradicional del municipio y saber cómo viven los locales no debe dejar de tomarse unos churros con chocolate en cualquier cafetería de barrio caminar desde el centro hasta Puerto Banús, ida y vuelta, por su paseo marítimo de mármol y albero (deporte preferido de los marbelleros) o participar en alguna de las tradicionales moragas en la playa, donde las sardinas en espeto son las auténticas protagonistas.


Para una experiencia gastronómica de autor Marbella también tiene mucho donde elegir. Muestra de ello es Boho Club Restaurant un restaurante ubicado en la Milla de Oro marbellí y que ha hecho suyo el concepto integrador de la ciudad ofreciendo espacios gourmets para todos los gustos. La exclusividad de su ambiente no está reñida con un servicio cercano, que le hace sentir como en casa. Un concepto de lujo, relajado, amigable y que se enmarca dentro de las instalaciones del prestigioso resort Boho Club.

Narrow street at the Church of Our Lady of the Incarnation in Marbella's old town.

Marbella y su centro
histórico

Pasear por el centro histórico de Marbella es otro de los lujos que todo turista debe permitirse. Sus estrechas callejuelas están inundadas de encanto y le conducirán a lugares que representan la historia viva de la ciudad. Ejemplo de ello es el Castillo de la Alcazaba que data del S.IX, la imponente Iglesia de la Encarnación cuya construcción se inició en 1505 o la popular Plaza de los Naranjos, donde se encuentra además el edificio del Ayuntamiento de estilo renacentista.

Además durante todo el año, especialmente en la época estival, no es extraño tropezarse con personajes internacionales del cine o la política, que buscan en Marbella un merecido descanso sin renunciar a la tranquilidad.

Marbella también es naturaleza

El paseo de la Alameda, la Avenida del Mar, las Dunas de Artola y el parque de Nagüeles son otros de los sitios que merecen una visita si se busca un rato de relajación o el contacto con la naturaleza.

Marbella es además y gracias a su excepcional clima, un lugar magnífico para hacer picnics y disfrutar de su entorno natural. Una experiencia de picnic gourmet totalmente diferenciada es la que encontramos en Boho Club. Podrá disfrutar de un día muy especial dentro de un espacio bohemio preparado para usted en sus jardines, que cuentan con maravillosas vistas a la Concha.

Por tierra, mar o aire Marbella es un lujo de ciudad que tiene mucho que ofrecer y donde disfrutará de unas vacaciones elegantes e inolvidables.

¡Bienvenidos a la ciudad donde el sol nunca deja de brillar!

Where do you want to call?

book a table

Fill in the form to receive
the best deals & stay updated.